• Home » ¿Cómo deben verse las Escrituras? Part-2

¿Cómo deben verse las Escrituras? Part-2

PARTE 3


La Supremacía de la Palabra


Los grandes partidarios incondicionales de
la fe nunca supusieron que su posición en las Escrituras sería colocada a la par con la Escritura
como tal. Podríamos hacer este movimiento sin más perjuicio que el de levantar barreras entre los
hermanos porque no vemos cosas semejantes. En relación a esto, sólo puedo pedir a los
bondadosos, espíritus semejantes al de Cristo mostrados por Mr. Charles Welch y Dr. E. W. Bullinger
ante él. Estos hombres fueron los primeros y más interesados con el honor concerned, fe, y
honra del corazon para con la persona y trabajo del Señor Jesucristo. Cristo fue la base
y meta de sus vidas y obras. Si uno hiciera el esfuerzo de leer las grandes cantidades de escritos de
estos dos hombres, uno vería que ellos amaron y enseñaron a partir de todas las Escrituras,
y son sólo hombres elegidos para ser seguidos en la “búsqueda y observación” si estas cosas
son así.” Aunque reverenciamos profundamente a estos hombres y otros que nos han instruido en
la verdad, nuestra lealtad es sólo para con Dios y Su Palabra. No debemos observar ningún
escrito humano sobre la Biblia o incluso estudios sacads de la Biblia, sin importar que tan buenos
y ciertos sean, como para equipararlos con las Escrituras como tales. Si conservamos esto en el corazón,
soportaremos con caridad a aquellos que están en desacuerdo con nosotros, recordando que no estamos compitiendo,
sino, en cambio, buscando despejar lo banal de las tradiciones, religiones meritorias, e intelectualismo
de forma que la Luz de la Verdad pueda irradiar sin estorbos.

Nuestra última
apelación debe ser a las Escrituras únicamente; no más que esto, pero ciertamente, no menos.
Cada uno debería sentirse libre de juzgar estudios o material Bíblico a partir de las Escrituras y no por lo que
otros dicen sobre los mismos. Esto es lo único justo con el autor. La tentación es darle algún tipo de
autoridad, antigua o moderna, iglesia, o estado, relevancia por sobre las Escrituras.

El conocimiento de otros sobre la Palabra de Dios no debe ser
usado como nuestro “consolación” con la verdad. “La Palabra y el Testimonio
” deberían ser nuestros objetivos constantes. Ni uno debería con el conocimiento buscar gobernar la
conciencia de un hermano. Quien gobierne usurpa el lugar de Cristo y así crea un
“seguidor del hombre” cargado con toda su discordia y angustia.

La mentira de Satán es que la Biblia es obtusa y difícil.
La Biblia fue creada para personas normales, ordinarias, y tras la aplicación de un
tiempo de estudio, sus verdades se dan a conocer fácilmente al más humilde de los creyentes.

Todas las doctrinas deberían ser presentadas ante las Escrituras antes de
afirmar su veracidad. Creer en algo antes de comprobar la Palabra de Dios es creer en la
sabiduría del hombre en vez que en la de la Palabra de Dios. Si esto es confirmado como cierto,
usted ha ganado algo; si es simplemente una doctrina hecha por el hombre, sus pérdidas no
empobrecerán su fe. No debemos dejar que nadie le indique cuál es la fe a otro. Para nuestro Maestro y Líder,
Cristo, nos ponemos en pie o caemos.

Han habido múltiples profesores del la Biblia maravillosos a lo largo de los años pero,
aunque creamos que Dios ha usado a estos hombres, no debemos atribuirles infalibilidad alguna, ni
deberíamos ser sus enseñanzas un honor como para decir que una mayor luz vendrá de la Palabra.

¿Diferencias de opinión? Sí. Incluso Pedro y Pablo
tenían sus disputas. Pero “así lo dijo el Señor”era el argumento final
y vemos a Pablo increpando a Pedro por el decaimiento en su fe (Gálatas). Finalmente, nos piden que conservemos
la unidad del Espíritu de Dios (Efesios 4:3), y
hay muchos que mantienen la unidad como se enuncia en Efesios 4:4-6, pero no como garantía de paz.
Ninguno de nosotros puede vivir, amar, y laborar en sí mismo. Necesitamos del otro. La dependencia
de Dios no implica la independencia de otros como frente a una fe preciosa. El mismo Libro Divino nos enseña
a amar al otro y a perdonarlo, ya que somos miembros el uno del otro.
El mismo término “Cuerpo de Cristo” debería enseñarnos nuestra inter-relación
con el otro bajo Cristo nuestro Líder Común.

PARTE 4
¿Qué tan lejos puedo ir y Cómo?

Pablo estaba en gran agonía o conflicto
(el conflicto de vida y muerte de las contiendas de gladiadores) que otros pueden
“reconocer el misterio de Dios y Cristo”
(Colosenses 2: 1,2). Este era el misterio de Dios y, en el contexto podemos deducir que estaba muy relacionado
con que el creyente estuviera completo con Su hijo, y estando posicionado ”
por encima de todo” a la derecha del Padre (Colosenses l : 1-10; 3:3 – Cp. Efesios
1:5, 6:2,3,5). La palabra que debemos observar sin embargo traduce “reconocer”.
Esto sale de “epi”, una forma intensiva, y ”ginosko, ” conocer’, por lo tanto, conocer por
completo – tener un conocimiento total de cualquier tema bíblico. Si un tema vale la pena ser
investigado, es bueno investigarlo bien. Esto implica una voluntad de tomar el lugar humilde de
un estudiante, determinando que sea la Biblia la que de su propio comentario, y de interpretarla
en sus propios términos.

Deberíamos tener un espíritu capaz de aprender
así como una Biblia de buena letra, *La Biblia Compañera, que es la KJV con
apéndices, y texto crítico y/o La Nestle-Marshall con entrelíneas Griego-Inglés en el Nuevo Testamento
u otra traducción crítica. Deberíamos tener una concordancia de Strong o
Young, y, tan pronto como aprendamos a usarlas, agregamos una Concordancia de Idioma
especialmente para el Nuevo Testamento. Esto revelará cómo la Biblia usa palabras
en texto Griego o en Hebreo. Aquí los listados en Inglés/Español y los índices guían al estudiante.

Como estudiantes de la Biblioteca más grande de Dios,
hemos establecido una tarea de suficiente amplitud para ocupar todas nuestras horas de despertar,
pero ya que esto no es posible, al menos dejemos a un lado un tiempo definido de estudio cada día. Que sea
regular, temprano o tarde. Nadie es muy joven o muy viejo para empezar.

Un espíritu al que se le puede enseñar implica
la voluntad de des-aprender así como de aprender. Algunas verdades son dignas de constante repetición
y el volver a aprender en especial, ya que se relaciona con la naturaleza y el ser de Dios, nuestro Salvador y
Redentor.

Al ir reuniendo información sobre
varios temas Bíblicos, saquemos deducciones y conclusiones sólo después de que se tengan todos los hechos
y sean tabulados. Recientemente un escritor mencionó que ”eterno” en el Antiguo Testamento
debe siempre querir decir eterno ya que esto es usado por Dios, pero la misma palabra es usada para denotar la duración
del vínculo del esclavo con su amo (le serviremos por siempre). Pero en caso que el esclavo Hebreo
muera al día siguiente, esta “eternidad” sería de un día de duración . . . . Entonces,
las palabras dependen de los contextos.

Mientras estudiamos, reunimos la verdad que va con esto,
y distinguimos las cosas que difieren, tal vez con el fin de
alimentar al NUEVO hombre, el corazón así como la
mente. Si nuestro corazón no crece la ritmo del conocimiento de nuestra mente; si el corazón de uno,
la compasión, y el amor no se incrementa al ir aprendiendo de El, entonces debemos entender que somos
nosotros el motivo de nuestros estudios. El amor por la verdad sólo es igualado por el amor
por El y los demás. El sólo intelectualismo bíblico puede ser tan frío como una piedra,
y sin vida. La verdad fue hecha para ser una causa de felicidad – de regocijo, y de
alegría (1 Corintios 13:6). El dar lo que hemos tomado es una necesidad.
La Verdad es como el Amor – solo es bueno cuando se comparte, se multiplica cuando se divide.

Cristo declaró que el vino a servir de testigo de la verdad (Juan 18:37).
Esta es razón suficiente para estudiar-para ser testigos de la verdad de Dios para con otros.
Esto no es un regalo estéril, de acuerdo con Salmos 119:l62, la verdad es un
tesoro precioso cuando se encuentra. Compartamos nuestros tesoros; enriquezcamos a otros.

PARTE 5
DIFICULTADES


La iglesia social de la sociedad religiosa avanza hacia
la ”Gran Mediocridad. Las palabras de paso parecen ser las de
“conformidad y unión. ” El que la iglesia del mundo descarte las virtudes de las
Escrituras no es una sorpresa. El que la iglesia del mundo adopte su teología y escolaridad poco Cristiana
para el creyente en Cristo y se muestre a si misma como una
“Institución Cristiana” se sale de todo entendimiento.

¿Cuál debería ser nuestra actitud? El llamado de atención de Pablo a
Timoteo sigue siendo cierto hoy en día . . . . “Retén la norma de las sanas palabras que has oído de mí”
(2 Timoteo 1: 13), y, ”el tesoro que te ha sido encomendado’ (Texto Griego 2Timoteo l
:14), y positivamente, ”sosteniendo firmemente la palabra de vida” (Filipeos 2: 16). Si estamos así comprometidos,
no tendremos tiempo ni deseo de tener unión con estos voluntariosos enemigos
de Dios y detractores de nuestro Señor. Esto no es cerrar nuestros corazones hacia el hombre por fuera de Cristo,
ni ocultar nuestra protección de los santos caídos.

¿Es una invitación a la persecución? Pablo le escribe en
Filipeos 1:20, 21 , ”Cristo será exaltado en mi cuerpo, ya sea por vida o por muerte. Pues para mí, el vivir es Cristo y el morir es ganancia.
” (La ganancia de Cristo). Véase Filipeos 1 :29. Porque a vosotros se os ha concedido por amor de Cristo, no sólo creer en El, sino también sufrir por El.
¿Ya no existe más esta actitud de Pablo en el Pueblo de Dios?
¿Cristo es estimado tan poco que no estamos dispuestos a sufrir ninguna pérdida por El?
¿No hay campeones listos a venir por nuestras generaciones para luchar por la Gloria de Su Nombre?

 ¿Qué ha molestado al creyente de su fuerza y testimonio?
Las respuestas a esto pueden ser numerosas, pero puede ser que aunque el creyente tiene toda libertad de acceder
al Padre (Efesios 3: 12), él no se ha comunicado con el Padre?
¿Puede ser que no haya un fortalecimiento del hombre interior por el Espíritu de Dios
(Efesios 3: 16-19); que Cristo no está a gusto en nuestros corazones; que no estamos consientes
de nuestros corazones; que no somos consientes de las múltiples dimensiones del amor de Dios y permanecemos
enamorados o al menos conformes con el mundo?

El santo ha sido relegado a no consultar las Escrituras por si mismo.
El ha dejado que la Palabra de Dios sea relegada a supuestos profesionales.
En vez de enseñar la palabra pura de Dios, el creyente está recibiendo
un líder sustituto; esto es, los servicios religiosos. Esto se ha multiplicado al tomar prestados algunos rituales
del Antiguo Testamento o del paganismo.

El sistema religioso se ha desarrollado
como un sustituto de las Escrituras de la Verdad, logrando su cometido. El creyente ha sido apaciguado por
los sacerdotes, altares, rituales, días, ayunos, fiestas, y obleas, y esto lleva a pensar que
“este es el servicio de Dios.”

Muchos creyentes no han sido engañados sin embargo:
pero no están agobiados más que por su sus gastos diarios. ¿Son los misionarios, extranjeros y nacionales,
simplemente aquellos que buscan engañar? ¿No tiene voz este gran mensaje de la Gracia de Dios?
¿El llamado de Pablo para luchar por la fe no tiene guerreros? ¿No hay nadie que
pueda llevar su ministerio y mensaje? ¡Busquemos en nuestros corazones
las respuestas a estas preguntas, actuemos ante ellos!

<Parte 1        
¿Conoce las Reglas de Estudio de la Biblia?